Thermaltake ha anunciado una nueva minitorre, la Tower 100, específicamente diseñada para placas base mini-ITX. No es que sea especialmente pequeña con 462.8 mm × 266 mm × 266 mm (al. × an. × pr.) y un peso de 6.1 kg, pero al menos aportará espacio y refrigeración para un equipo potente en un pequeño formato. Los laterales cuentan con rendijas de ventilación, así como varios paneles de cristal templado.

Las posiciones de ventilación incluyen una en la parte superior para un ventilador de 120/140 mm, otro de 120/140 mm en la parte posterior, y uno más en la parte inferior encima de la cobertura de la fuente de alimentación. Se pueden instalar refrigeraciones líquidas de 120 mm para el procesador. Hay dos ventiladores preinstalados de 120 mm que funcionan a 1000 r/min y hacen un ruido de 16 dB. Incluye filtros de polvo en todas las posiciones de entrada de aire.

La máxima longitud de la fuente de alimentación es de 180 mm, la de la tarjeta gráfica es de 330 mm y el disipador del procesador puede tener hasta 190 mm. Por la posición de la placa base, girada 90º a la derecha, la tarjeta gráfica quedará en vertical pegada a uno de los laterales. Hay espacio para dos unidades de 2.5 pulgadas y otras dos de 3.5 pulgadas. El panel frontal de conexiones incluye un conector USB 3.1 tipo C, dos USB 3.0, dos de audio de 3.5 mm, más botones de arranque y reinicio.

Su precio es de 100 euros.

Vía: TechPowerUp.