Thermaltake ha presentado la caja Divider 300 TG, una semitorre con un diseño normal con cristal templado en el frontal y en la mitad de la tapa lateral. Tiene un tamaño de 475 mm × 220 mm × 461 mm (al. × an. × pr.) y un peso de 8.47 kg, y en ella se pueden instalar placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX. Cuenta con un interior compartimentado.

La máxima altura del disipador del procesador es de 145 mm por lo que es más oportuno utilizarla con refrigeración líquida. El panel de las ranuras PCIe trasero se puede rotar 90º para poner las tarjetas en vertical, lo que incluye la tarjeta gráfica. La máxima longitud de la tarjeta gráfica es de 390 mm y el de la fuente de alimentación es de 180 mm.

Se pueden instalar dos unidades de 3.5 pulgadas en el compartimento de la fuente de alimentación y otras cinco de 2.5 pulgadas distribuidas en diversas partes de la semitorre. En el panel frontal de conexiones hay un USB 3.1 tipo C, dos USB 3.0 y uno de audio de 3.5 mm.

En cuanto a la refrigeración, hay para poner tres ventiladores de 120 mm o dos de 140 mm en el frontal, uno de 120/140 mm en la parte superior, uno de 120 mm en la parte trasera y dos de 120 mm en el lateral derecho. Hay preinstalados cuatro de 120 mm, tres de ellos con ARGB en el frontal con un ruido de hasta 27.2 dBA funcionando a 1000 r/min, y uno de mismas revoluciones con un ruido de 16 dBA.

Su precio es de 109.99 dólares. Hay una versión sin ventiladores por 79.99 dólares, y también una edición en color blanco que cuesta cinco dólares más.