DeepCool ha presentado la caja Macube 110, un modelo para placas base micro-ATX y mini-ITX, que a pesar de ello no es excesivamente compacta con un tamaño de 431 mm × 225 mm × 400 mm y un peso de 6.2 kg. Incluye un panel lateral de cristal templado y el habitual compartimento para la fuente de alimentación y parte del almacenamiento.

En la caja se pueden instalar tres ventiladores de 120 mm o dos de 140 mm en la parte frontal, dos de 120/140 mm en la parte superior y uno de 120 mm en la posterior, y se vende con un ventilador de 120 mm preinstalado en la parte trasera. Se pueden instalar también dos unidades de 3.5 pulgadas y dos de 2.5 pulgadas por detrás de la plancha de sujeción de la placa base.

Hay espacio para instalar disipadores de procesador de hasta 165 mm de altura, tarjetas gráficas de hasta 320 mm de longitud —se incluye también un soporte regulable en altura para ella—, y una fuente de hasta 160 mm de longitud. El panel frontal de conexiones tiene dos USB 3.0, uno de audio de cuatro polos, y botones de arranque y reinicio.

El precio es de 49.99 euros, y está disponible tanto en color blanco como en negro.