Alguien en LG ha considerado que es muy futurista vender un móvil que tiene una segunda pantalla debajo de la principal y que se muestra cuando la parte superior se gira quedándose en forma de cruz. Creo que han mencionado que con el Wing, que es el nombre del teléfono, te regalan una Biblia y agua bendita para hacer tus propios exorcismos. Sea como sea, por si la imagen de cabecera no te queda clara, te recomiendo ir directamente al vídeo de abajo, verlo, y luego seguir leyendo.

Vale, una vez que has visto el vídeo, continúo. El Wing es un teléfono inteligente grandecito, con un tamaño de 169.5 mm × 74.5 mm × 10.9 mm y un peso de 260 g, pero que a cambio aporta una pantalla principal de 17.3 cm (6.8 in) de tipo P-OLED con resolución de 2460 × 1080 píxeles y una secundaria de 9.9 cm (3.9 pulgadas) y una resolución de 1240 × 1080 píxeles de tipo G-OLED. La principal incluye un lector de huellas dactilares en su parte inferior.

Vídeo

El teléfono tiene un diseño resistente y ha pasado varias pruebas del estándar MIL-STD-810G además de un certificado a prueba de agua y polvo IP54, y cuenta con una trasera de cristal. El procesador de este dispositivo es un Snapdragon 765G, y cuenta con 8 GB y 128 GB de almacenamiento en la versión global y 256 GB en la versión estadounidense. El lector de tarjetas micro-SD acepta modelos de hasta 2 TB de capacidad.

La batería del dispositivo es de 4000 mAh, algo pequeña para los estándares actuales, y tiene carga rápida por un puerto USB tipo C. La trasera de cristal permite carga inalámbrica Qi. Dispone de wifi 802.11ac, Bluetooth 5.1, NFC y conexión celular 5G. Incluye Android 10 preinstalado.

La cámara trasera dispone de tres sensores, siendo el principal de 64 Mpx y ƒ/1.8, el secundario de 13 Mpx y ƒ/1.9 de gran angular de 117º, y el terciario es uno de 12 Mpx y ƒ/2.2 de gran angular de gran píxel siendo de 120º. Esta última está pensada para hacer de una especie de cardán —por alguna razón se ha impuesto el inglés gimbal, por los bajos conocimientos de español de yutuberos y redactores, pero como el 95 % de los anglicismos, tenemos alternativas en español— al tener las pantallas en cruz para estabilizar la captura de vídeos sujetando más firmemente el palo de la cruz. Ciertamente dista mucho de lo que es un cardán real, pero LG da por buena la analogía y va a publicitar esa cámara como si fuera uno. Por último, la cámara frontal es emergente, de 32 Mpx y apertura ƒ/1.9.

El precio del modelo global es de 1099 euros, y estará disponible en noviembre.