La compañía estadounidense Corning es bien conocida entre los telecos porque es uno de los principales productores de fibra óptica, pero en el mundo es actualmente mucho más conocido por el vidrio que fabrica para proteger los paneles de los teléfonos móviles, la serie Gorilla Glass. La última versión ha dejado no se llama Gorilla Glass 7 sino Gorilla Glass Victus, que según la compañía aportará un gran adicional de protección a los dispositivos que lo incluyan.

En esta ocasión el Victus es un cristal que tolera caídas de hasta dos metros de altura, aunque hay que tener en cuenta que la resistencia a caídas es un poco aleatoria y depende de muchos factores no controlables, como por ejemplo el tipo de superficie sobre la que cae, la orientación o incluso si ya se ha caído anteriormente de la misma forma. No es raro que por mucho cristal de gorila que lleven las pantallas, que suena a robusto, se pueda romper con una caída de apenas 30 cm —me ha ocurrido—.

Corning indica que los cristales de la competencia suelen fallar a partir de los 80 centímetros. Además indica que este cristal Victus es cuatro veces mejor en el apartado de la dureza que el aluminosilicato de la competencia y dos veces mejor que el Gorilla Glass 6, y por tanto es bastante más difícil de ser rayado. Por si a alguien le interesa, tienen un bonito PDF con la información técnica del cristal, incluido el grosor en que lo ofertan (0.4-1.2 mm), densidad, resitencia a la fractura, y otros. En definitiva, pone el énfasis en la dureza y resistencia a caídas.

Corning ha publicado varios vídeos sobre el nuevo Gorilla Glass Victus para promocionar más las mejoras introducidas, incluidas pruebas de caídas, presión y dureza. Samsung será el primer cliente de la compañía en usar el cristal Victus en un producto.

Vídeo
Vídeo
Vídeo
Vídeo

Vía: GSM Arena.