LG se está tomando con calma la llegada de sus nuevos monitores IPS, o al menos los más llamativos como los 4K de alta tasa de refresco como el UltraGear 27GN950, el cual ya se ha empezado a poner a la venta. El panel incluido en este modelo es de 68.5 cm (27 pulgadas) de diagonal con una resolución de 3840 × 2160 píxeles, siendo de tipo IPS con una capa de retroiluminación nano-IPS.

El panel tiene un refresco máximo de 144 Hz, con 1 ms de tiempo de respuesta gris a gris, contraste estático máximo 1000:1, y brillo máximo en un uso normal de 400 nits. Tiene buena calidad de color gracias a la retroiluminación, alcanzando el 98 % de la escala de color DCI-P3 y con una profundidad de color de 10 bits.

Interpreta imágenes de alto rango dinámico (HDR) y específicamente el protocolo HDR10, con un brillo máximo de 600 nits en este modo y cumple el certificado DisplayHDR 600. También implementa refresco adaptable Adaptive Sync, siendo compatible con G-SYNC y FreeSync Premium Pro.

El pie del monitor se puede retirar para poner un soporte VESA compatible de 100 × 100 mm, aunque permite el ajuste del panel en altura, rotación e inclinación. Incluye dos HDMI 2.0b, un DisplayPort 1.4 y un concentrador de dos USB 3.0. En la parte posterior dispone de iluminación RGB que se sincroniza con el sonido o con el color de los bordes de pantalla para «una experiencia más inmersiva».

Su precio es de 799.99 dólares en los primeros países a los que va a llegar. En España llegará a través de los canales de distribución normales en octubre por 899 euros, por lo que habrá que esperar unos meses más.