HyperX, la marca jugona de Kingston, empieza a renovar teclados y lo hace con el Alloy Elite 2. En esta ocasión la compañía va a por el lote completo de características de un teclado de altas prestaciones. Tiene un tamaño de 444 mm × 174 mm × 37.4 mm y pesa 1.5 kg, conectándose por un cable de 1.8 m forrado de tela trenzada con conector USB 2.0.

La compañía hace especial hincapié en la iluminación por tecla y la barra de iluminación superior, con alto brillo y visibilidad de la misma al usar unas teclas de diseño propio que son translúcidas la mayor parte de ellas. Los interruptores usados en el teclado son los rojos de la propia HyperX, que son de tipo lineal, con una fuerza de actuación de 45 gF, tienen el punto de actuación a 1.8 mm y un recorrido total de 3.8 mm. Son de alta durabilidad, probadas para 80 millones de pulsaciones. El teclado incluye anti toques fantasma y detección individual de teclas.

El Alloy Elite 2 incluye teclas multimedia dedicadas —silenciar, retroceder, avanzar, reproducción/pausa— así como una rueda de volumen, y también teclas de macros, modo juego y perfiles. La plancha sobre la que se montan las teclas está hecha de acero sólido en color negro para asegurar la máxima durabilidad y dotarle de peso extra «para evitar el deslizamiento cuando haya mucha acción». Incluye también un puerto puente USB 2.0 para recuperar el USB que se utiliza en el PC para el teclado.

Su precio es de 169.99 euros.