Polar se ha acordado de los neófitos del entrenamiento físico con el reloj deportivo Unite. Es un reloj que incluye una amplia pantalla a color, de 1.4 pulgadas tipo IPS con una resolución de 240 × 240 píxeles. Está fabricado en plástico reforzado con fibra de cristal, con el botón de selección hecho de acero. Utiliza correas con pasador estándar de 20 mm, y se venderá en distintos tamaños de correa para distintos tamaños de muñeca como es habitual.

El reloj se conecta por Bluetooth al teléfono emparejado y dispone de GPS integrado. Incluye un lector de ritmo cardíaco, aunque es compatible con otros externos de la propia compañía. El reloj se puede usar para nadar al ser a prueba de agua para inmersiones de hasta 30 m (ISO 22810).

La variedad de deportes en los que se puede utilizar es amplia, además de poder utilizarse para seguimiento del sueño y la actividad física semanal. Utiliza las recomendaciones de la OMS para sugerir un plan de entrenamiento para el portador, por lo que facilita la entrada al mundo del entrenamiento a los novatos. Para ellos también se incluyen multitud de perfiles para actividades deportivas, más de cien distintos, avisándose por pantalla de manera animada cómo se realizan exactamente. Esos perfiles también incluyen tiempos de práctica así como vibraciones que indiquen cuándo hay que parar. Todo quedará registrado y se podrá consultar en tiempo real, con información de la evolución de pulsaciones, calorías y otros.

El precio del Unite es de 149.95 dólares.

Vía: EnGadget.