Xiaomi ha renovado su popular pulsera de actividad con el modelo Mi Band 5. El diseño no cambia demasiado con respecto al modelo anterior, pero en esta ocasión la pantalla es de tipo AMOLED a color y algo más grande de 2.8 cm de diagonal (1.1 pulgadas) con una resolución de 126 × 294 píxeles, y alcanza los 400 nits de brillo.

El módulo principal de este vestible tiene un tamaño de 18.15 mm × 46.95 mm × 12.45 mm, y puede separar de la correa de goma siendo a prueba de agua con posibilidad de aguantar una presión de hasta 5 atm. Dispone de lector de ritmo cardíaco además de acelerómetro, giróscopo y sensor de proximidad. Dispone de conectividad Bluetooth.

La pulsera se puede utilizar para diversos tipos de ejercicios, como natación detectando cinco estilos distintos, carrera, senderismo o ciclismo además de algunos ejercicios anaeróbicos. Puede también hacer un seguimiento del sueño, establecer alarmas o mostrar notificaciones. Con una batería de 125 mAh, Xiaomi promete una autonomía de hasta catorce días de uso. En esta ocasión usa un conector magnético para recarga.

Su precio es de 189 yuanes o unos 23 euros al cambio directo sin impuesto, y hay una versión que incluye NFC que tiene un precio de 229 yuanes o unos 28.5 euros.

Vía: GSM Arena.