Micron es uno de los principales fabricantes de memoria, tanto NAND como DRAM, y en los últimos tiempos ha tenido bastante buenos resultados económicos trimestre tras trimestre, y a pesar de la covid-19 el segundo trimestre del año —más o menos— no ha sido distinto, aunque con algún pero. La compañía ha informado de unos ingresos de 5438 millones de dólares, un 13.5 % más que en el mismo trimestre de 2019, mientras que los beneficios han sido de 1763 M$, lo que supone una bajada interanual del 6.5 %.

El director ejecutivo de la compañía, Sanjay Mehrotra, ha indicado que el estado del porfolio de la compañía es excelente, consiguiendo el desarrollo de la tecnología DRAM más puntera y orientando la venta del 75 % de su producción de NAND a soluciones de alto valor. Ha destacado también el diversificado catálogo de productos que tiene la compañía, situándola en una buena posición para aprovechar oportunidades de crecimiento en distintos sectores de la memoria y el almacenamiento.

El trimestre empresarial de Micron termina en el segundo mes de cada trimestre natural, y en este caso terminó el 28 de mayo. Por cómo funciona la compañía, se trataba además del tercer trimestre del año fiscal. Durante el trimestre se ha visto cierta fluctuación entre la demanda de la NAND y DRAM, siendo mejor en una y peor en la otra, y sobre todo con una afectación negativa de la covid-19 en los chips para productos de consumo, lo que incluye coches, móviles y computadoras. Pero a su vez ha aumentado la demanda de soluciones para centros de datos, y lo relacionan con que la población está pasando más tiempo conectada a internet, lo que precisa de más equipos, memoria y almacenamiento.

Como dato curioso, la compañía ha indicado que ha empezado a enviar a Microsoft y Sony la memoria GDDR6 para las consolas de próxima generación, y esperan que haya una fuerte demanda de ella hasta final de año.

4ehcuczpcioqajqh.jpg