Puede que ADATA XPG no sea la marca más popular del sector de los módulos de memoria de acceso aleatorio (RAM), pero su catálogo incluye diversos modelos orientados a un público exigente en cuanto a estética y funcionalidad. Los tiene también con la inevitable iluminación ARGB, como la excelente serie Spectrix D60 X, y otros más modestos sin esa iluminación pero visualmente de bonitos módulos como la Gammix D30 que de los que se ocupa este artículo.

Desembalado y características

La presentación de este kit Gammix D30 de dos módulos es en una caja negra con una bandeja de plástico en la que reposan ambos. No hay más añadidos en la caja, porque en realidad no se necesitan para este tipo de productos. El tamaño de cada módulo es de 133.3 mm × 44.7 mm × 8.1 mm (an. × al. × gr.), por lo que son más altos que unos módulos sencillos pero en la línea de los de alto rendimiento. La mayoría de refrigeraciones de procesador actuales tienen esto en cuenta, aunque hay que mirarlo antes de comprar estos módulos.

Los módulos Gammix D30 que he recibido tienen una frecuencia de 3000 MHz con una latencia de 16-18-18 al activar el perfil de memoria XMP 2.0, y funcionan a un voltaje de 1.35 V. Su frecuencia de funcionamiento por defecto les permite funcionar a 2667 MHz con latencia 19-19-19 a 1.2 V. Funcionan sin problemas a 2933 MHz en la nueva plataformas Comet Lake S de Intel (Core de 10.ª generación).

195894 bytes 210298 bytes 221229 bytes 210320 bytes 133085 bytes 116829 bytes 100827 bytes

El diseño de estos módulos está lejos de ser básico o estándar, pero carece de iluminación, y dan ganas de que la tuviera, porque la cobertura va a partes iguales con plástico y aluminio. No están diseñados para subidas de frecuencia adicionales, pero no es lo fundamental. ADATA XPG ha optado por darle un aspecto superior a estos módulos, y lo consigue. La parte de aluminio hace de dispersor del calor, y por ello va por debajo de ella unas almohadillas térmicas para hacer contacto con los chips de memoria.

Esta serie incluye kits de 16 GB y 32 GB que van de los 2667 MHz hasta los 4600 MHz, y también se venden en módulos sueltos de 8 GB y 16 GB. Para la plataforma de AMD sería más idóneo el kit de 3600 MHz, aunque para la plataforma de Intel los 3000 MHz es un buen punto de partido —y la velocidad estándar en los chipsets más económicos de los Core de 10.ª generación—.

Pruebas

productgallery7152.jpg

Para analizar estos módulos he usado el habitual PC de pruebas con un Core i7-8700K, placa ROG Strix Z370-F Gaming de ASUS y una GeForce RTX 2080 Ti, además de una serie de módulos adicionales con los que comparar sus resultados. Por tanto, los módulos probados (dos módulos de 8 GB para un total de 16 GB) y sus latencias son:

  • Spectrix D30 de ADATA XPG: 3000 MHz, 16-18-18
  • Spectrix D60G de ADATA XPG: 3200 MHz, 16-20-20-39
  • Viper 4 de Patriot: 3733 MHz, 17-21-21-41
  • Sport de Ballistix (Crucial): 3000 MHz, 16-18-18-36
  • Vengeance de Corsair: 3200 MHz, 16-18-18-36
Handbrake
Spectrix D60G
313
Viper 4
315
Vengeance
315
Gammix D30
319
Sport
323
Cinebench R15 (mononúcleo)
Vengeance
188
Sport
187
Viper 4
186
Gammix D30
186
Spectrix D60G
185
Cinebench R15 (multinúcleo)
Viper 4
1388
Vengeance
1362
Spectrix D60G
1354
Gammix D30
1353
Sport
1337
The Division 2
Viper 4
127,2
Gammix D30
126,2
Sport
126,1
Vengeance
126
Spectrix D60G
125,8

Como se puede ver en los resultados anteriores, no hay una diferencia significativa entre los distintos módulos de 3000 y 3200 MHz, y solo hay una ligera ventaja para el de 3733 MHz en algunos casos. Los resultados están dentro de lo esperado, y por tanto no se le puede poner ninguna pega a los Spectrix D30, con un rendimiento bueno en la plataforma de Intel. El voltaje estándar de los módulos es de 1.35 V, con un consumo en torno a los 4 W.

Adicionalmente se puede conseguir una subida de estos módulos a los 3200 MHz con mismas latencias, o incluso algo mejores con 16-18-18-36, aunque el consumo y las temperaturas suben algo más porque requiere algo más de voltaje (1.375 V parece estable), pero no es significativo. Se comportan de manera estable ante cargas de trabajo intensas de memoria, si bien la ganancia de rendimiento puede no ser evidente en la mayoría de cargas de trabajo. En algunos juegos, más exigentes en cuanto a memoria como The Division 2, sí pueden rascar algunas décimas de fotograma por segundo más, pero no se notará tanto como si se subieran de manera estable a 3600 MHz.

Conclusión

img_2069.jpg

La serie Gammix D30 de ADATA XPG es una que cuenta con un buen diseño externo y buen funcionamiento interno. Más allá de esto, no se puede decir que difieran mucho de cualquier otro módulo de RAM de 3000 MHz, si bien su funcionamiento a esta velocidad a través del perfil XMP 2.0 está asegurado en las plataformas actuales de AMD e Intel, probado con el Core i7-8700K indicado en el artículo pero también con un Ryzen 5 3600 y una placa base B450.

Miraría a esta serie como la de entrada a los módulos de ADATA XPG. El precio actual de este kit se sitúa sobre los 78 euros, que es lo habitual para esta memoria (en mayo de 2020). Lo que aporta diferente al resto de módulos es un diseño superior y un dispersor integrado. Los Gammix D30 son unos módulos muy recomendables.