Xiaomi ha anunciado nuevos móviles, los Redmi Note 9 Pro y Redmi Note 9 Pro Max, que es prácticamente el mismo móvil con algunos cambios en su cámara y sistema de carga. Estéticamente son iguales, con misma disposición de cuatro cámaras traseras, con un balazo en la pantalla en la parte superior central, y con un lector de huellas dactilares en uno de los cantos del móvil.

El procesador que incluyen es un Snapdragon 720G, con 4 GB o 6 GB de RAM, y 64 GB o 128 GB de almacenamiento. Dispone de una pantalla de 16.9 cm (6.67 pulgadas) con resolución de 1080 × 2400 píxeles, brillo máximo de 450 nits y cubre el 84 % de la escala de color NTSC.

Incluye doble ranura SIM y lector de tarjetas micro-SD de hasta 512 GB. También tiene wifi 802.11 ac y Bluetooth 5.1. La batería es de 5020 mAh, con carga rápida de 18 W o 33 W según el modelo, a través de un puerto USB tipo C. Incluye Android 10 preinstalado y MIUI 11.

El sensor principal trasero es de 48 Mpx o 64 Mpx, con el secundario siendo de 8 Mpx para gran angular, el terciario de 5 Mpx para fotomacrografía, y el cuarto es de 2 Mpx para efectos de profundidad. Graba vídeo a 4K y 60 f/s, o a cámara lenta de 720p y 960 f/s. La cámara frontal es de 16 MP o 32 Mpx, y graba a FHD y 60 f/s, o cámara lenta de 720p y 120 f/s.

El Redmi Note 9 Pro en su versión de 4+64 GB cuesta 12 999 rupias, o unos 158 euros al cambio directo, y el Redmi Note 9 Pro Max de 6+64 GB cuesta 14 999 rupias o unos 183 euros al cambio directo.