Realme ha anunciado nuevos móviles, los 6 y 6 Pro, para la gama media, aunque llegan siendo bastante interesantes. Comparten buena parte de las características y difieren ligeramente en el tamaño, cantidad de sensores de cámara, y en el procesador. Por lo demás, el diseño es en aluminio con trasera con degradado, dentro de lo que se viene haciendo en los últimos años.

El procesador es un Helio G90T en el 6 y un Snapdragon 720G en el 6 Pro, partiendo además de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento y 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento respectivamente, siendo este último de tipo UFS 2.1. Dispone de doble ranura para SIM y un lector de tarjetas micro-SD dedicado. La pantalla es de 16.5/16.7 cm (6.5/6.6 pulgadas) con resolución de 2400 × 1080 píxeles, con un balazo para la cámara frontal y un refresco de 90 Hz.

La batería en ambos casos es de 4300 mAh, con carga rápida de 30 W (5 V y 6 A) a través de un puerto USB tipo C. La compañía promete que carga del cero al cien por cien en menos de una hora, y así debería ser si se utiliza el cargador de 6 A proporcionado con el móvil. Dispone de wifi 802.11 ac y Bluetooth 5.1. Incluyen Android 10 preinstalado.

La cámara trasera comparte los sensores, pero el 6 Pro añade un cuarto. El principal es de 64 Mpx —un GW1 de Samsung—, el secundario es de 8 Mpx de gran angular de 119º, y el tercero es de 2 Mpx para fotomacrografía. El cuarto sensor del 6 Pro es 12 Mpx para telefoto. La cámara frontal es de 16 Mpx, al que el 6 Pro añade un sensor secundario de 8 Mpx de gran angular de 105º.

El 6 base cuesta 12 999 rupias en su presentación en la India, o unos 159 euros al cambio directo, mientras que el 6 Pro parte de las 16 999 rupias o unos 208 euros. Hay modelos de hasta 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.