Noctua es una de las marcas más reputadas en el sector de la refrigeración por aire, y por méritos propios. Tiene en su catálogo los modelos que mejor se comportan en cuanto a temperaturas y ruido cuando se quiere subir las frecuencias de un procesador, y poco tienen que envidiar a la mayoría de refrigeraciones líquidas. Al menos, si se tiene el espacio para sus grandes disipadores.

Por el lado contrario también tiene refrigeraciones excelentes, y no siempre baratas. La NH-L9a-AM4 es una de ellas, y ahora ha llegado al mercado en una versión íntegramente en negro, algo más cara, con el sufijo chromax.black. Es el modelo que voy a analizar en este artículo, y quiero agradecerle a Noctua la oportunidad de colaborar con ella.

Desembalado y características

nh-l9a-am4-chromax-black.jpg

La refrigeración de perfil bajo NH-L9a-AM4 chromax.black es de las más pequeñas y eficientes del mercado. Llega con un tamaño de solo 37 mm × 114 mm × 92 mm (al. × an. × pr.) y un peso de 465 g, y está diseñada para no chocar con ningún módulo de memoria y dejar amplio espacio por encima para que se pueda meter en cualquier mini-PC.

NH-L9a-AM4 chromax.black de Noctua
Dimensiones (al. × an. × pr.)37 mm × 114 mm × 92 mm
Peso465 gramos
Ventilador: tamaño92 mm × 92 mm × 25 mm
Ventilador: velocidad600-2500 RPM
Ventilador: ruido14.8-23.6 dBA
Ventilador: flujo de aire40.8-57.5 CFM
Consumo máximo2.52 W
ExtrasLimitador de corriente
PVPR49.99 euros
PVP49.99 euros (feb. 2020)

Ese tamaño es quizás el que indica que no está hecho para una semitorre típica, porque está orientado a refrigerar procesadores de hasta 95 W. Para una semitorre típica Noctua tiene muchas otras refrigeraciones mejores de precio similar o incluso más baratas. Es una refrigeración casi específica de mini-PC, para placas base mini-ITX.

El ventilador includo es de 92 mm, por lo que se puede esperar un mayor ruido que de los ventiladores de 120 mm a la misma velocidad. Esa velocidad es de hasta 2500 RPM, bastante alto, y que generará hasta 23.6 dBA medidos por la compañía a una cierta distancia del equipo y solo el ventilador en sí, un NF-A9x14 PWM. El consumo máximo es de 2.52 W.

193737 bytes 201085 bytes 161452 bytes 119315 bytes 83212 bytes 218469 bytes 201689 bytes 243147 bytes 172326 bytes 183465 bytes 184127 bytes 92104 bytes 131319 bytes 119570 bytes 185363 bytes 255219 bytes 206842 bytes

En la caja se proporciona pasta térmica NT-H1 de alto rendimiento, por lo que no hará falta mirar a pastas térmicas mejores: esta ya es muy buena. Al abrir la caja se puede ver cuatro tornillos negros para agarrar el ventilador a la placa base, la pasta térmica, una chapita con el logo de Noctua y un limitador de corriente para reducir al máximo el ruido del ventilador —a costa de las temperaturas—. Al levantar la bandeja negra se puede ver otros cuatro tornillos y la placa de sujeción. Esta refrigeración no necesita más.

Montaje y pruebas

0_img_1936.jpg

El montaje del NH-L9a-AM4 chromax.black es sencillo pero a su vez algo complicado. Hay que sustituir la placa trasera de sujeción de la ventilación que da AMD con las placas base por una que da Noctua, y a partir de ahí hay que funcionar un poco a ciegas. El bloque de disipador y ventilador hay que ponerlo por intuición sobre los agujeros, y luego intentar atinar desde abajo a agarrarlo con uno de los cuatro tornillos que hay que poner. Una vez se tiene el primero puesto, el resto son fáciles de poner.

El problema que le veo es que esta forma de poner la refrigeración hacer que se pueda tocar y expandir de manera errónea la pasta térmica sobre la superficie del procesador, por lo que puede que no quede bien repartida por toda su superficie. El montaje es el único apartado malo de esta refrigeración que, por lo demás, es muy bien para sustituir a la de serie que ofrece AMD con los Ryzen.

Haciendo pasar la refrigeración de serie de un Ryzen 5 3600 y a esta por Furmark, los datos son bastante buenas para el modelo de Noctua. Mientras la de serie se queda 27 ºC de variación sobre la temperatura ambiente, en carga se va a los 57 ºC, con un ruido que se varía entre los 32 dB y 36 dB —medidos a un metro con la tapa lateral quitada—. Con el modelo de Noctua, la temperatura en reposo es de 14 ºC sobre la temperatura ambiente, y activo es de 47 ºC. Se bajan unos 10 ºC al usar esta de Noctua.

Además de una forma más silenciosa, aunque tampoco excesivamente. Si bien el ruido en reposo ronda los 30 dB, en funcionamiento se sitúa sobre los 34 dB. La diferencia entre esta y la de serie de AMD es que esta es simplemente un ruido de movimiento de aire poco molesto —y que se oye muy poco con la tapa puesta—, mientras que el de la refrigeración de serie de AMD es un ruido más agudo y ligeramente mecánico, y por tanto mucho más molesto en general.

Conclusión

0_img_1891.jpg

Noctua ha remozado ligeramente su refrigeración NH-L9a-AM4 para darla un acabado en negro —la serie chromax.black, pero por lo demás es la misma refrigeración de calidad. Su funcionamiento poco molesto y casi silencioso es lo que llamará la atención de los que quieran algo como esto para sus mini-PC, porque para torres hay otros modelos mejor preparados. Al final este es solo de un par de caloductos, aunque las aletas estén mucho más compactadas.

Esta refrigeración arroja buenas temperaturas de funcionamiento, e incluso da margen para subir las frecuencias del procesador, aunque no mucho si no se quiere que se disparen las temperaturas y el ruido. Reitero que no es un modelo para subir frecuencias, pero lo permite. Su apariencia en color negro es el punto fuerte de esta refrigeración, sobre todo para los que tengan algún equipo mini-ITX que se deje ver, y en general es una refrigeración de primera línea para la orientación que tiene.

Puntuación

8.5

sobre 10