Realme ha anunciado un móvil de gama baja, el C3, que aun así tiene unas características ciertamente interesantes, aunque prescinda de otras como el lector de huellas. Con un diseño típico pero atractivo, incluye una pantalla de 16.5 cm (6.5 pulgadas) con muesca, tiene una resolución de 720 × 1600 píxeles y brillo máximo de 480 nits, y mantiene una ratio pantalla-frontal del 89.8 %.

El procesador elegido es un Helio G70 recientemente presentado, compuesto de un clúster de dos núcleos Cortex-A75 a 2 GHz y otro clúster de seis núcleos Cortex-A55 a 1.7 GHz, con una gráfica Mali-G52 MP2 a 850 MHz. Es potente e interesante, fabricado a 12 nm. Dispone de 2 GB, 3 GB o 4 GB de RAM, así como 32 GB o 64 GB de almacenamiento.

El móvil incluye doble ranura SIM y lector independiente de tarjetas micro-SD. Tiene wifi 802.11 b/g/n, Bluetooth 5.0 y LTE en un conjunto de bandas reducido. La batería es de 5000 mAh y se carga con 10 W.

La cámara trasera es de 12 Mpx con apertura ƒ/1.8, y tiene un sensor secundario de 2 Mpx para efectos de desenfoque. Puede grabar vídeo a FHD y 30 f/s, así como a cámara lenta de 120 f/s. La cámara frontal es de 5 Mpx y apertura ƒ/2.4.

El precio del modelo de 2+32 GB es de 6999 rupias o unos 90 euros al cambio directo sin impuestos.