AMD consiguió hacer los deberes en el terreno de los procesadores, con la indispensable ayuda de Jim Keller, y la arquitectura Zen ahora mismo es su fuente de ingresos que más rápido crece. Tan rápido lo hace que en el cuarto trimestre de 2019 mejoró sus ingresos un 50 % gracias a los Ryzen 3000 y los buenos precios de los Ryzen 1000 y 2000.

La compañía ingresó 2127 M$ frente a los 1419 M$ del T4 2018, y mejoró igualmente un 18 % intertrimestralmente, recuperándose con fuerza en este apartado y dejando atrás los tiempos de los números rojos. Porque, de hecho, la compañía ha obtenido unos beneficios netos de 170 M$, que supone un 347 % más que los 38 M$ de beneficios del T4 2018.

El secreto del éxito para esos beneficios es la mejora del margen bruto hasta el 45 % frente al 38 % que tenía doce meses antes, que simplificándolo es la diferencia entre el precio que paga por los chips y al que los vende. Cuanto mayor margen bruto más márgenes de beneficios tiene en sus productos; esto solo puede apuntar a mejores precios por parte de TSMC, pero también a un proceso de 7 nm más maduro y con mayor rendimiento de producción por oblea. Por último, ese mayor margen bruto también es gracias a que AMD ya no tiene la necesidad de hacer fuertes descuentos por volumen para conseguir vender sus procesadores.

De esta forma, AMD ha conseguido unos ingresos de 6731 M$, apenas un 4 % más que en el año fiscal 2018, pero los beneficios pasaron de 337 M$ hasta los 341 M$. El margen bruto en el año fiscal 2019 mejoró cinco puntos porcentuales hasta situarse en el 43 %. La compañía cuenta ahora mismo con 1503 M$ en efectivo, reduciendo a la vez sustancialmente su deuda desde los 1528 M$ que estaba en el T4 2018 hasta los 563 M$ que está ahora mismo.

La división de Computación y Gráficos ingresó 1662 M$ y obtuvo unos beneficios de 360 M$, empujada por los procesadores Ryzen y unas mejores ventas de gráficas Radeon. La división de Empresa, Empotrados y Semipersonalizados —chips para consolas, pedidos especiales de Apple, y otros— ingresó 465 M$ y obtuvo unos beneficios de 45 M$. AMD apunta a que el 80 % de los ingresos de los chips semipersonalizados de 2020 tendrán lugar en la segunda mitad debido al lanzamiento de las nuevas consolas.

Vía: AnandTech.