Razer ha renovado su ratón Basilisk con el modelo Basilisk v2, el cual mantiene aspecto externo pero cambia el sensor óptico a un Focus+ de la propia compañía. Este sensor tiene una sensibilidad de hasta 20 000 PPP, una velocidad de 650 PPS y una aceleración de hasta 50 G. Unido a las almohadillas inferiores, desliza suavemente y con precisión.

El tamaño es de 130 mm × 60 mm × 42 mm y un peso de 92 g, y dispone de un cable de conexión de 2.1 m forrado de tela trenzada aunque en este caso indica que es mejorada y se trata de un cable tipo Speedflex.

Los interruptores principales son de tipo óptico, continuando su uso en cada vez más modelos de ratón; permiten eliminar el efecto rebote de los clics de los interruptores mecánicos, y por tanto capta todos los clics que se hagan sin retardos de detección.

Dispone de dos botones laterales en la parte izquierda, dos más en la parte superior, la palanca para acceso a acciones adicionales o por ejemplo reducir al mínimo la sensibilidad para disparos de francotirador, y cuenta con rueda con clics laterales. Incluye una memoria interna para cinco perfiles, a usar sin tener instalado Synapse 3.0.

Su precio es de 79.99 dólares u 89.99 euros.