Acer ha llegado al CES 2020 con un interesantísimo —y caro— monitor para jugones, el Predator X32, con panel IPS de 81.3 cm (32 pulgadas) con resolución de 3840 × 2160 píxeles. Lo interesante de este modelo es que interpreta imágenes de alto rango dinámico y cuenta con un certificado DisplayHDR 1400, lo que significa que alcanza en el modo HDR al menos los 1400 nits de brillo.

El panel tiene color de 10 bits, y cubre el 99 % de la escala de color Adobe RGB y el 89.5 % de la Rec. 2020, además de llegar calibrado con una Delta E < 1, por lo que se puede aprovechar bastante bien para ciertas tareas de diseño gráfico. El monitor cuenta con una retroiluminación con 1152 zonas de atenuación local, y tiene 720 nits de brillo máximo en un uso normal.

Además de estas características, incluye un módulos G-SYNC Ultimate para tener acceso al refresco adaptable mientras se tiene el modo HDR activado. El monitor dispone de altavoces estéreo de 4 W, tres puertos HDMI 2.1, un DisplayPort 1.4 y un concentrador de cuatro puertos USB 3.0.

El precio de este monitor para juegos es de 3299 euros, y estará disponible en el segundo trimestre del año.