Los cofundadores de Google han optado por dar un paso atrás y dejar el control del entramado empresarial Alphabet en manos de una no tan nueva cara: Sundar Pichai. Esto significa que ya es el director general de una de las mayores empresas del mundo, un gigante tecnológico con un hambre voraz de dinero y una capacidad enorme de invertir en nuevos sectores. Pero esto también quiere decir que Pichai ha recibido un incentivo por dar el paso al liderazgo máximo de Alphabet.

Para ser exacto, se trata de 240 millones de dólares en acciones de la compañía, además de que a partir de ahora recibirá un sueldo anual de 2 millones de dólares más incentivos por conseguir objetivos. Durante los últimos cuatro años Sundar Pichai ha recibido ya casi 1000 millones de dólares de incentivos, desde poco antes de que fuera puesto al frente de Google.

Vía: The Verge.