Fitbit es una de las empresas más relevantes en el sector de los relojes y pulseras de actividad, y la apuesta por el hardware que está haciendo Google atrajo la atención de la compañía. Puesto que necesita impulsa el ecosistema de dispositivos con Wear OS, Rick Osterloh, vicepresidente sénior de Dispositivos y Servicios en Google, ha anunciado la adquisición de Fitbit por 2100 millones de dólares. Se trata de una cifra modesta, aunque también era una empresa modesta.

La empresa pasará a engrosar directamente las filas de Google, siendo una división dentro de la compañía y vendiendo todos los dispositivos vestibles bajo su marca, de manera similar a como está haciendo ahora mismo con los productos de domótica bajo la marca Nest.

Fitbit destaca los 28 millones de usuarios activos que usan a diario sus productos como el punto fuerte de la empresa, y los más de cien millones de dispositivos vendidos desde su fundación en 2007. A pesar del anuncio de la adquisición ambas compañías deben esperar al visto bueno de las agencias de vigilancia de la competencia de los países de América, Europa y Asia en los que opera.

Vía: The Verge.