Motorola sigue expandiendo su línea de móviles One con el One Hyper, que en este caso hace referencia al sistema de carga rápida que incluye, Hyper Charge. Es de 45 W, a través de un puerto USB tipo C, implementando la especificación Power Delivery 3.0. Desafortunadamente el móvil se proporciona con un cargador de 27 W, por lo que el cargador de 45 W se vende por separado si se quiere disfrutar de hasta doce horas de funcionamiento en solo 10 min de carga.

Sea como sea, el móvil tiene un diseño similar a anteriores de Motorola, o básicamente a cualquier otro del mercado, aunque es un todo pantalla ya que esta no tiene muesca o balazo alguno. Por tanto, la cámara frontal se pasa a un sistema emergente con motor, y la pantalla se queda en los 16.5 cm (6.5 pulgadas) siendo de tipo IPS con una resolución de 2340 × 1080 píxeles. El lector de huellas se queda en la parte posterior.

El procesador elegido por la compañía es un Snapdragon 675, bastante potente para el día a día con ocho núcleos y una gráfica integrada Adreno 612, con al menos 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, más lector de tarjetas micro-SD de hasta 1 TB. Habrá modelos con una o dos ranuras SIM. Cuenta con wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0 y NFC.

La cámara frontal emergente tiene 32 Mpx con apertura ƒ/1.8 y el sistema de fotografía nocturna que le está dando un suficientemente buen resultado a Motorola, que reduce a 8 Mpx la resolución para capturar más información por píxel —nada novedoso, pero aun así interesante—. Está también presente en la cámara trasera de 64 Mpx y apertura ƒ/1.9, la cual tiene un sensor secundario de 8 Mpx y apertura ƒ/2.2 para fotografía de gran angular de 118º.

Su precio es de 399.99 dólares. Llega con Android 10 preinstalado.