Vivo ha presentado un nuevo móvil orientado a la actual gama media-alta, el S5, y lo primer que destaca es su pantalla de 16.3 cm (6.44 pulgadas) de diagonal con un balazo en la esquina superior derecha. Es de tipo Super AMOLED con gran calidad de color y una resolución de 2400 × 1080 píxeles, y aprovecha sobremanera el frontal con una ratio pantalla-cuerpo del 91.38 %.

El procesador elegido para este smartphone es un Snapdragon 712, y le acompaña 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, con opción de 256 GB, y cuenta con doble ranura SIM. La batería es de 4100 mAh con carga rápida de 22.5 W a través del puerto USB tipo C. Incluye también conector de 3.5 mm, wifi 802.11ac y Bluetooth 5.0.

La cámara trasera es de cuatro sensores, con un principal de 48 Mpx y apertura ƒ/1.79, un secundario de 8 Mpx y apertura ƒ/2.2 de gran angular, una terciaria de 2 Mpx para fotomacrografía, y una cuarta de 5 Mpx y apertura ƒ/2.48 para efectos de profundidad. La cámara delantera es de 32 Mpx.

Su precio es de 2698 yuanes, o unos 349 euros al cambio directo sin impuestos. Se pone a la venta en China el 22 de noviembre.

Vía: GSM Arena.