El sector de los mini-PC no es el habitual en el que se puedan ver los procesadores de AMD, pero la arquitectura Zen y el paso del tiempo juegan a favor de AMD. También lo hace los procesadores Ryzen V de bajo consumo, que por tanto son ideales para estos equipos, y han sido aprovechados por SimplyNUC para crear la serie Sequoia.

SimplyNUC es un especialista en los NUC de Intel, y por tanto no es de extrañar que estos nuevos equipos recuerden ligeramente a ellos, más allá de que al final son unos pequeños bloques cuadrados con un PC dentro. El diseño externo es bastante industrial y nada destacable, pero lo interesante está en su interior.

Ofrece estos mini-PC en dos modelos distintos, v6 y v8, que incluyen los procesadores Ryzen V1605B con una Radeon Vega 8 integrada y Ryzen V1807B con una Radeon Vega 11. Ambos tiene cuatro núcleos Zen con multihilo, funcionando a 2/3.2 GHz de frecuencia base y turbo en el caso del primero, y a 3.35/3.8 GHz en el segundo, siendo en general bastante más potente. Son procesadores de bajo consumo, y de hecho el Ryzen V1605B tiene una potencia de diseño térmico de solo 15 W como hace presuponer sus frecuencias, y el Ryzen V1807B es de 35 W.

Cuentan con dos bandos de memoria SO-DIMM para hasta 32 GB de RAM, y se pueden instalar dos unidades M.2 2242 lo cual resulta bastante curioso porque no es el formato habitual de las unidades de estado sólido de este tipo, y no hay demasiados modelos a la venta, pero los hay y suficientemente baratos. El tamaño de estos equipos es de 116.4 mm × 46.5 mm × 119.2 mm, por lo que tampoco es que tengan mucho espacio en su interior para algo más grande.

Para compensar, incluye un lector de tarjetas micro-SD. En cuanto a la conectividad, tiene wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0 y dos puertos RJ-45. También incluye tres USB 3.0 y dos mini-DisplayPort.

El Sequoia v6 cuesta 445 libras mientras que el Sequoia v8 cuesta 560 libras, e incluyen en la configuración por defecto un módulo de 4 GB de DDR4-2667 y 128 GB de SSD.

Vía: AnandTech.