Meizu ha anunciado el nuevo móvil 16T, que llega con una pantalla sin muesca ni balazo, por lo que le da un buen aspecto y más espacio útil. No evita que tenga una cámara frontal de 16 Mpx en la parte superior, y tampoco altavoces estéreo que acompañarán bien a la pantalla de 16.5 cm (6.5 pulgadas) con una resolución de 2232 × 1080 píxeles, con un brillo máximo de 430 nits en uso normal, y hasta 600 nits en exteriores con sol.

El procesador es un Snapdragon 855, por lo que no andará corto en potencia, y tiene 6 GB u 8 GB de RAM, así como 128 GB o 256 GB de almacenamiento interno de tipo UFS 3.0. Tiene conectividad wifi 802.11 ac y Bluetooth, y una amplia batería de 4500 mAh que se recarga por un puerto USB tipo C con carga rápida de 18 W. La pantalla incluye un lector de huellas dactilares.

La cámara trasera es de 12 Mpx con sensor IMX362 de Sony y apertura ƒ/1.9, que permite grabar vídeo a 4K y 60 f/s y a cámara lenta a FHD y 240 f/s. La cámara secundaria es de 5 Mpx y apertura ƒ/1.9 con sensor 5E9 de Samsung, y la terciaria es de 8 Mpx y apertura ƒ/2.2 con sensor 4H7 de Samsung y hará labores de gran angular de 118º.

Su precio parte de los 1999 yuanes, o unos 254 euros al cambio directo sin impuestos.