Apple ha renovado hace unas semanas su línea de iPhone y no ha habido visos de un sucesor digno del iPhone SE. Se trataba del modelo más barato y pequeño de la compañía que todavía tenía cierto tirón entre los que quieren un iPhone, pero desapareció. Según Ming-Chi Kuo, un analista que suele andar bien encaminado en los futuros dispositivos de Apple, un «iPhone SE 2» llegaría en el primer trimestre de 2020.

No sería tan pequeño como querrían algunos, ya que se basaría en el diseño del iPhone 6 o, más específicamente, del iPhone 8, que actualmente se sigue vendiendo sobre los 550 euros. Este nuevo modelo llegaría con 32 GB de almacenamiento sobre los 400 a 450 euros, y estaría orientado a los que tienen un iPhone 6 y se han quedado fuera de la actualización a iOS 13, lo que evita, por ejemplo, que usen también la última versión de watchOS.

El principal cambio que introduciría Apple en este modelo es el procesador A13 Fusion que tan buenos resultados está dando en el iPhone 11. Su orientación sería convertir ese teléfono de pantalla de 11.9 cm (4.7 pulgadas) y tamaño comedido en una plataforma para jugar a los títulos del servicio Arcade. Perdería otras características obsoletas, como la pantalla con sensores de presión.

Vía: 9to5Mac.