Apple no ha cambiado mucho el diseño de los iPhone 11 respecto a los iPhone Xr y Xs, por lo que su presentación se centró más bien en tres terrenos: pantalla, cámara y batería. Este último es el más importante para la mayoría de usuarios y por tanto Apple ha querido, nuevamente, seguir la tendencia general del sector añadiendo hasta 500 mAh más a las baterías de estos nuevos iPhone.

El resultado, junto a los cambios de la pantalla OLED y menor consumo del procesador, es que los 3960 mAh de la batería del iPhone 11 Pro Max consiguen durar más que las de los Mate 30 Pro (4500 mAh) y Galaxy Note 10+ (4300 mAh) con los que compite. También se incluyen el iPhone 11 (3046 mAh) y el iPhone 11 Pro (3190 mAh).

El siguiente vídeo muestra la metodología y el proceso de prueba de la autonomía de estos dispositivos, la que incluye la calibración del brillo. Solo el iPhone 11 tiene pantalla IPS, ya que las OLED consumen notablemente menos por tener una iluminación por píxel regulable en lugar de una capa de retroiluminación global. Por eso queda en último lugar el iPhone 11 con una duración de 5 horas y 2 minutos, luego el Note 10+ con 6:31, el iPhone 11 Pro con 6:42, el Mate 30 Pro con 8:13 y el iPhone 11 Pro Max con 8:32.

Vía: 9to5Mac.