Ozone ha presentado un nuevo teclado mecánico, orientado a los que quiere mucha iluminación RGB pero manteniendo otras funcionalidades y unos buenos acabados. El StrikeBack dispone de una carcasa en color negro, con iluminación en seis zonas y dieciocho modos de iluminación preestablecidos.

Su tamaño es de 450 mm × 147 mm × 35 mm, con un cable de conexión de 1.8 m, y no se incluye reposamuñecas. Los interruptores mecánicos elegidos por la compañía son los Kailh rojos, similares a los MX rojos, y cuenta con detección individual de teclas (n-key rollover). Dispone de una rueda con iluminación para controlar el volumen, así como tecla Fn para control multimedia combinándola con las teclas de función.

El precio del StrikeBack es de 89.90 euros, que me parece un poco elevado para lo que es, poniéndose a la venta en España antes de que termine el mes.