MSI no es una habitual en el mercado de los teclados, pero tiene un creciente catálogo al que ha añadido el Vigor GK30. Es un teclado extendido que tiene un tamaño de 438 mm × 157 mm × 38 mm, pero no dispone de reposamuñecas. La característica especial de este teclado reside en los interruptores incluidos, ya que son mecamembrana o semimecánicos, que son un híbrico entre los de domo de goma con la sensación táctil o sonora de los mecánicos.

Estos interruptores están desarrollados por la compañía, y tienen una fuerza de actuación de 50 cN y un ruido de 50 dB —por comparación, los MX azules tiene 65 cN y 70 dB—, con la ventaja de que tienen el doble de vida útil que los de domo de goma o membrana tradicionales. Tienen sistema anti toques fantasma que cubre la pulsación de veinte teclas.

El teclado estará disponible en diversas disposiciones y marcado de teclas según el país en el que se ponga a la venta. Las teclas incluyen iluminación RGB personalizable en seis áreas a través del programa Dragon Center de MSI. Dispone de un cable de 1.8 m para conectarse al equipo, incluye tecla Fn para atajos adicionales, con un sistema repelente de agua.

Tiene un precio de 49.90 euros.