Thermaltake ha presentado un nuevo teclado mecánico para juegos y se trata del Level 20 GT RGB, que es de tipo mecánico y en general de altas prestaciones. Las teclas reposan sobre una plancha de aluminio de color negro. El teclado tiene un tamaño de 482 mm × 186 mm × 44 mmm, con patas de altura ajustable.

La compañía ha dado variedad al tipo de interruptores con los que lo oferta, y eso incluye los habituales MX de Cherry —versiones azul y plata—, pero también con los verdes de Razer. Esta última compañía anunció a mediados del año pasado que sus interruptores mecánicos llegarían a los teclados de otras compañías, y poco a poco así está siendo.

Los interruptores verdes de Razer tienen respuesta táctil y sonora, aunque en esta generación se ha reducido notablemente el ruido que hacen, siendo mucho más tolerables por cualquiera. Tienen una distancia de actuación de 1.9 mm, y en generalmente son muy buenos y cómodos para jugar.

El teclado dispone de detección individual de teclas (n-key rollover), teclas multimedia dedicadas con una rueda a lo Corsair para el volumen, un puente USB y otro de 3.5 mm para conectar al teclado por ejemplo un ratón y unos auriculares, y se conecta por cable con conector USB 3.0 el cual tiene 1.8 m y está forrado de tela trenzada. La iluminación RGB se puede configurar a través de Synapse 3.0 o el programa de configuración de Thermaltake.

El precio del teclado es de 149.90 euros. La mayor pega que le pongo es los grandes márgenes que tiene por todas partes el teclado, haciéndolo bastante más grande que otros —4 a 5 centímetros— y eso en ciertos escritorios se puede notar mucho. No es mi estilo de teclado, pero tiene buenas prestaciones.