Apple ha renovado su reloj inteligente, pero no ha incluido demasiados cambios. Los miembros del Watch serie 5 son iguales, con un modelo de 40 mm y otro de 44 mm, con mismos pesos, y están hechos de aluminio. Eso sí, Apple ofrecerá a partir de ahora una nueva versión hecha en titanio, nuevos colores de caja y más correas, y destaca que el modelo de aluminio está fabricado íntegramente con aluminio reciclado.

La pantalla sigue siendo de tipo OLED LTPO, de 1.57 pulgadas en el modelo de 40 mm, con una resolución de 324 × 394 píxeles, mejorada en el aspecto del brillo que alcanza los 1000 nits. También cambia a una pantalla siempre activa, atenuándose el brillo cuando los modelos anteriores apagaban la pantalla, y pasa de tener un refresco de 60 Hz a solo 1 Hz para ahorrar la máxima batería posible.

El procesador pasa a ser un S5 de Apple, del que no han indicado los cambios que tiene, y la capacidad interna del reloj pasa a ser de 32 GB. Mantiene la prueba a agua y polvo, tiene Bluetooth 5.0, wifi 802.11 b/g/n, acelerómetro, barómetro, sensor óptico, electrocardiograma y giróscopo. Añade como nuevo sensor una brújula, que unido al GPS/GNSS incluido se convierte en un reloj aún más completo. También añade a watchOS un sistema de llamadas de emergencias internacional para estar cubierto en cualquier país.

Este modelo mantiene el precio de 399 dólares por el básico de 40 mm. Se pone a la venta el 20 de septiembre, dejándose en el catálogo el Watch serie 3, el cual pasa a tener un precio de 199 dólares.