In Win ha renovado su caja A1 para placa base mini-ITX con el modelo A1 Plus. Está fabricada en aluminio con una ventana lateral de cristal templado, y estará disponible como el modelo anterior tanto en color negro como en blanco. La parte inferior hace de pie transparente para que se vea aún más el color de la iluminación que se incluya en el equipo, aunque esa base dispone de iluminación ARGB —RGB direccionable— propia personalizable.

Tiene un reducido tamaño de 273 mm × 224 mm × 357 mm (al. × an. × pr.) y pesa 7.1 kg. Dispone de espacio para una tarjeta gráfica de hasta 320 mm de longitud, y el disipador puede tener hasta 160 mm de altura. En la parte superior dispone de un panel con dos puertos USB 3.0, y dos de audio de 3.5 mm.

También cuenta con una base de carga inalámbrica Qi de 10 W en la parte superior. Incluye una fuente de alimentación de 650 W con certificado 80 PLUS Oro (IW-GD650PS), con dos conectores PCIe de 6+2 pines. En el interior de la caja hay espacio para dos unidades de 2.5 pulgadas.

En el terreno de la refrigeración de la caja, si bien recomiendo que se compre una tarjeta gráfica de tipo turbina para que expulse todo el calor de la misma por la parte trasera y un procesador de hasta 65 W de TDP, pueden instalarse dos ventiladores de 120 mm en la parte de abajo, uno en el panel lateral, y otro en la parte trasera. Hay preinstalados dos ventiladores con iluminación ARGB.

In Win no ha indicado su precio, pero la A1 cuesta unos 220 dólares, por lo que este modelo andará sobre ese precio.