Todos los fabricantes de monitores están metiendo la cabeza tarde o temprano en el sector de los monitores de alta tasa de refresco porque, bueno, todo lo que pueda venderse como para gayming debe vender más. El nuevo monitor 242M8 de Philips está pensado para ese sector y aporta un panel IPS de 144 Hz con un tiempo de respuesta de 1 ms MPRT con resolución de 1920 × 1080 píxeles.

El panel tiene un brillo máximo de 250 nits con un contraste estático 1000:1, pero en el apartado del color destaca un poco más al cubrir el 100 % de la gama NTSC y el 125 % de la sRGB, que se podría traducir a en torno de un 90 % de la DCI-P3.

Implementa Adaptive Sync y por tanto es potencialmente compatible tanto con FreeSync como con G-SYNC. Es un monitor básico y por eso en el aspecto de la ergonomía solo permite modificar su inclinación. Incluye un conector VGA, un DisplayPort 1.2 y un HDMI 1.4, más uno de audio de 3.5 mm.