LG cada vez está presentando más monitores con una estética más jugona, debido a que este sector está creciendo muy rápido. El 27GL650F es además uno bastante interesante para los que quieran un panel de alto refresco de pantalla de 68.6 cm (27 pulgadas) pero manteniendo una buena calidad de color, ya que es de tipo IPS de 144 Hz, con resolución de 1920 × 1080 píxeles.

El tiempo de respuesta es de 5 ms GaG, con un modo MPRT de 1 ms. La calidad del color es buena, ya que es de 8 bits reales, cubriendo el 99 % de la gama sRGB. Pero no dispone de color avanzado, si bien la compañía indica que puede interpretar imágenes de alto rango dinámico (HDR) y el estándar HDR10, aunque tiene un brillo bajo —320 nits típicos, 400 nits como máximo en HDR—, no tiene atenuación local y el contraste estático es 1000:1.

En cuanto al diseño, es en color negro con pantalla de pocos marcos y algún remate en rojo en la parte posterior y el pie. Este último se puede retirar para sustituirlo por un soporte VESA de 100 × 100 mm. El pie permite el ajuste en altura, giro y pivotación del monitor. Por último, incluye dos conectores HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.4, así como un conector de 3.5 mm.

Su precio es de 299 euros o 349.99 dólares, y ya se ha empezado a poner a la venta.