Dell ha sido la primera compañía en anunciar el uso de los nuevos procesadores de 10.ª generación de Intel, los Ice Lake fabricados con chip a 10 nm, y lo hace con el XPS 13 7390. Es uno de los convertibles de la compañía, que sacará bastante provecho de la mejora de potencia general y gráfica en particular de los Ice Lake, aunque dependerá del procesador elegido.

Dell oferta el portátil con procesadores Core i3, Core i5 y Core i7 sin especificar los modelos concretos, aunque según los rumores usa hasta un Core i7-1065G7 de 15 W de potencia de diseño térmico (TDP). En cualquier caso llegan hasta procesadores de ocho núcleos lógicos con gráfica integrada G7 —64 unidades de ejecución, la integrada más potente de esta generación—.

La memoria LPDDR4 incluida es de 4 GB hasta los 32 GB de una velocidad de 3733 MHz, que es la óptima para los procesadores de 10.ª generación. El almacenamiento incluye 256 GB a 1 TB de unidad de estado sólido de tipo PCIe 3.0 ×4. La batería es de 51 Wh y el convertible se proporciona con un cargador de 45 W.

La pantalla táctil es de 34 cm (13.4 pulgadas) con opciones de resolución FHD y 4K, teniendo en ambos casos un brillo máximo de 500 nits y cubriendo el 100 % de la gama sRGB o el 90 % de la P3, con un contraste estático de 1800:1 y 1500:1. En la parte superior cuenta con una cámara web de resolución HD.

Tiene dos conectores Thunderbolt 3 —vídeo, datos y carga del equipo—, lector de tarjetas micro-SD, y conector de audio de 3.5 mm. El equipo mide 297 mm × 207 mm × 13 mm y pesa 1.32 kg, estando hecho en aluminio. También incluye wifi 802.11ax y Bluetooth 5.0.

El modelo base cuesta 979 dólares, y se pondrá a la venta el 9 de septiembre.

xps-13-2-in-1_insides-of-thermals_black_575px.jpg

Vía: AnandTech.