Sony ha anunciado unos nuevos auriculares, los WH-XB900N Extra Bass que, como su nombre indica, están orientados a proporcionar unos graves más potentes. El diseño de estos auriculares no varía mucho respecto a lo que la compañia tiene en el catálogo como los excelentes WH-1000XM3, y se venden con una simple bolsa de transporte. Es un detalle extraño porque no los protegerá nada al no ser una caja acolchada como la de los QC35 de Bose.

Los transductores de 40 mm tienen una respuesta en frecuencia entre los 2 y 20 000 Hz, con una impedancia de 25 o 50 Ω según el modo de uso, e incluyen micrófono y el perfil adecuado para su conexión Bluetooth con el que poder contestar llamadas o activar el Asistente de Google o Alexa. El control de la música se hace mediante toques en la superficie del auricular derecho.

Los WH-XB900N incluye NFC para emparejamiento rápido además de esa conectividad Bluetooth 4.2. Tiene una autonomía de unas 30 horas con cuatro horas de recarga, si bien la carga completa precisa de unas siete horas, que es una cantidad de tiempo que me parece excesivamente elevada. Y, por supuesto, son un modelo con cancelación de ruido, que se puede activar y desactivar según se desee. Se recargan mediante un conector USB tipo C.

Su precio es de 250 dólares.