Kingston es uno de los principales fabricantes de dispositivos que usan chips de memoria, tanto DRAM como NAND, y eso significa la creación de un muy variado catálogo de memorias USB. Entre ellos hay desde los más baratos hasta los no tan baratos como la DataTraveler Locker+ G3, que es una memoria USB que incluye encriptación de serie y una nueva característica de respaldo automático de la información en la nube que puede convertirlo en muy interesante.

Características

El DataTraveler 2000 se vende en un blíster en el que se proporciona la información básica del mismo: se puede usar por USB 2.0/3.0, tiene una velocidad máxima de lectura/escritura secuencial de 135/40 MB/s, cuenta con encriptación y con guardado en la nube, además de conferir una garantía en el producto de cinco años.

La memoria tiene un pequeño tamaño de 60.56 mm × 18.6 mm × 9.75 mm y está hecha en aluminio con un hueco en una esquina para poder ponerlo en un llavero o ponerle una correa. Se vende en capacidades que van de los 8 GB a los 64 GB, aportando una encriptación por hardware.

551095 bytes 445443 bytes 521000 bytes 499448 bytes 447313 bytes 343784 bytes 393491 bytes 435247 bytes

Para conocer el controlador que usa esta memoria USB se puede utilizar la aplicación ChipGenius. Con ella se puede ver que utiliza un PS2251-13 de Phison, que es un habitual en este mundillo de las memorias flash. Generalmente son controladores de mucha calidad, y usado muchas veces tanto en SSD generalistas como en los de alto rendimiento. Este modelo no es de los más actuales, pero sí de los más fiables y estables que tiene la compañía, que para el tipo de producto que es el DataTraveler Locker+ G3, parece una decisión acertada.

usb_001.jpg

Análisis de rendimiento

img_0514.jpeg

Una vez se conecta la memoria USB se muestra como si fuera una unidad DVD, ya que en su interior se incluye un PDF con instrucciones de uso y el programa que permite empezar a usarlo. Para ello habrá que ejecutarlo, establecer una contraseña de cifrado para acceder a su contenido, y se puede usar tanto en Windows como macOS sin problemas.

También se puede instalar la utilidad USBtoCloud que tras instalarlo y configurarlo permitirá subir directamente a la nube cualquier contenido que se grabe en la unidad. Se puede escoger distintos servicios de almacenamiento en la nube, lo que incluye los populares como Dropbox o Google Drive, si bien habrá que otorgarle permisos a esta aplicación —y se hace desde el propio programa—. Puede resultar útil, si bien la carga a internet he notado que va algo lenta en algunos momentos cuando tiene que copiar archivos pequeños, lo cual no tiene demasiada lógica.

Las pruebas de esta memoria USB se han realizado en un PC con una placa base Z370-E ROG Strix Gaming de ASUS, un Core i7-8700K y 16 GB de RAM de tipo DDR4-3200. A continuación se pueden ver los resultados en CrystalDiskMark 6.0.1.

90540 bytes

No tiene dificultades para mantener la velocidad de lectura y escritura secuencial indicada por Kingston e incluso superarla, así como una velocidad aleatoria más que decente para una memoria USB.

El precio de este memoria USB es elevado, pero aporta a cambio una encriptación fiable y una memoria USB que es muy rápida. El extra de hacer respaldos directamente a un servicio de almacenamiento en la nube es más que interesante. Es en general un dispositivo muy recomendable para aquellos que precisen una memoria USB para almacenamiento seguro. Se trata de un nicho de mercado reducido, pero uno en el que esteDataTraveler Locker+ G3 destaca sin problemas.