Nubia llevaba tiempo avanzando su brazalete-teléfono con el Alpha, estilizado como «α» en la publicidad promocional, y lo ha presentado finalmente en el Mobile World Congress con un diseño más refinado. Desdibuja totalmente la diferencia entre teléfono y reloj inteligente, porque además cuenta con una pantalla bastante grande para este brazalete que es de tipo flexible.

El diseño es a prueba de agua con certificado IP67, e integra a ambos lados de la pantalla principal un sistema de cámara para videoconferencias y selfis, pero si hacer al reloj/pulsera/teléfono —descubriréis qué es exactamente más abajo— demasiado grande. Pero debido al tipo de dispositivo que es, sus características generales no son tan buenas como lo pueda ser la idea de este producto.

La pantalla es de 10 cm (4 pulgadas) con una resolución de 192 × 960 píxeles de tipo AMOLED flexible que tiene una densidad de 245 PPP. El procesador es un Snapdragon Wear 2100 de cuatro núcleos, con lo cual ya se desvelado que no es un teléfono sino que es un reloj inteligente con Wear OS 2.1 como sistema operativo preinstalado. Nubia no hace ningún hincapié en las capacidades deportivas de este reloj inteligente, por lo que quedan un poco en el aire.

Obviamente si parece un reloj y tiene funcionalidades de reloj, es que es un reloj y no un teléfono inteligente como ha intentado hacerlo pasar la compañía. Eso sí, dispone de 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento, que es el doble de lo normal para los relojes inteligentes con Wear OS. También dispone de 5 Mpx, Bluetooth 5.0, wifi 802.11 b/g/n. La provisión de la línea telefónica se hace mediante una eSIM o SIM embebida.

El mayor problema que le veo es que, como producto de moda y que va más allá del mero reloj para ser un brazalete mucho más grande y vistoso, puede que su portador se canse más rápido que por el hecho de llevar un reloj o pulsera más discretos y específicos de actividad física, que es el caso de uso principal de este tipo de productos. Otro problema es el uso de aplicaciones Wear OS, porque no estará adaptadas al uso de toda su pantalla, lo que le resta utilidad frente a modelos más económicos.

Porque el precio de este reloj inteligente es de 450 euros. Estará disponible en gris y oro.

Vía: AnandTech.