In Win ha presentado una más que curiosa caja para el mundillo gamer como es la 307, la cual incluye un panel frontal con 144 ledes de iluminación RGB, los cuales se pueden ajustar a través de una aplicación de PC. Se pueden crear imágenes de todo tipo en el frontal, incluidas animaciones, y en la parte superior incluye un micrófono para mostrar imágenes reactivas al ruido ambiente, como por ejemplo la música que esté sonando.

La caja mide 480 mm × 215 mm × 532 mm (al. × an. × pr.) y pesa algo más de 11 kg, y tiene un diseño interior atípico debido a que en el frontal no pueden poner ventiladores. La fuente de alimentación, tarjeta gráfica y almacenamiento va en la parte superior, y la zona inferior está totalmente despejada para crear un flujo de aire medianamente adecuado. Se pueden instalar tres ventiladores de 120 mm en la parte inferior, otros tres de 120 mm en la superior, y uno de 120 mm en la trasera.

Tiene espacio para dos unidades de 2.5 pulgadas, así como tres de 3.5 pulgadas en dos bandejas instaladas. El panel de conexiones está situado en el frontal pero en un lateral, y tiene un puerto USB 3.1 tipo C, dos USB 3.0 y dos de audio de 3.5 mm. Está plenamente adaptada para refrigeración líquida, y se pueden instalar disipadores de hasta 160 mm de altura, fuentes de alimentación de hasta 200 mm, y tarjetas gráficas de hasta 360 mm. Hay espacio y enganches para placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX.

Su precio es de 279 euros, y se pone a la venta el 19 de diciembre.