Desde hace unos días había rumores de que iban a llegar al mercado modelos de la GTX 1060 de 6 GB con memoria GDDR5X en vez de GDDR5, y Gigabyte ha presentado el primer modelo, la GeForce GTX 1060 G1 Gaming D5X 6G. No ha dado los detalles importantes del mismo, como sería la velocidad de la memoria de vídeo, pero se puede intuir que será al menos de 10 GHz, como la usada por las GTX 1070 y GTX 1080, por ejemplo.

Este truco de refreír la GTX 1060 ya la ha usado antes Nvidia cuando anunció la GTX 1060 con memoria GDDR5 a 9 GHz en vez de a los 8 GHz —pero casi no llegaron porque empezó poco después a subir enormemente el precio de la RAM y VRAM—. Puesto que es Nvidia quien proporciona en un bonito kit tanto el chip gráfico como la memoria a usar con él a los fabricantes de tarjetas gráficas, no es probable que sea una iniciativa propia de Gigabyte.

Pasar de 8 GHz a 10 GHz —el mínimo del estándar, aunque podría llegar a más velocidad— podría suponer una mejora de rendimiento de al menos un 5 %, quizás 10 % en los escenarios más favorables, ya que la arquitectura Pascal siempre ha estado fuertemente limitada por el ancho de banda de memoria.

El modelo anunciado por Gigabyte es un G1 Gaming típico, con placa trasera de refuerzo, triple ventilador semipasivos —solo se activan si son necesarios— Windforce 3X, e iluminación RGB personalizable. No ha dado información de la velocidad de la GDDR5X, pero tampoco de las frecuencias base y turbo del chip gráfico que incluye, aunque sí ha indicado que se trata de un modelo subido de fábrica. La alimentación es con un conector PCIe de ocho pines, y la tarjeta tiene un tamaño de 280 mm × 114 mm × 41 mm.

Vía: Videocardz.