In Win cuenta en su catálogo con unos pocos modelos de fuentes de alimentación, a los que se ha unido los dos de la serie Classic Basic. Estas fuentes tienen un diseño en color negro, siendo totalmente modulares, con un ventilador de 135 mm semipasivo para el apartado de la refrigeración, que se activa al entregar más del 25 % de la potencia máxima. Los modelos son de 1050 W y 1250 W, contando con un certificado 80 PLUS Platinum con un único canal de 12 V.

Tienen un tamaño de 86 mm × 150 mm × 180 mm (al. × an. × pr.) y un peso en torno a los 3.5 kg. Se venden con cables que aportan un conector ATX, dos EPS de 4+4 pines, seis u ocho PCI-E de 6+2 pines, tres mólex, dieciséis SATA y uno de disquetera. En su diseño se han usado condensadores electrolíticos japoneses, y un sistema de regulación de voltaje que permite entregar los 12 V con un margen de variación inferior a ±2 %.

Cuentan con protecciones frente a sobrecorriente (OCP), sobrecargas (OPP), sobretemperatura (OTP), sobretensión (OVP), cortocircuitos (SCP), y tensión insuficiente (UVP). Se acompañan de una garantía de siete años, y de momento no se ha indicado su precio.