Los procesadores Kaby Lake G de Intel son uno de los más interesantes para todo tipo de mini-PC, portátiles y todo en uno. Son procesadores con una parte de CPU de cuatro núcleos físicos con multihilo que integran un chip gráfico Radeon RX Vega con 4 GB de VRAM de tipo HBM2. Acer va a usar dos de los modelos de Kaby Lake G para la renovación de la serie Aspire 7.

Son los Core i7-8705G y Core i5-8305G, que uno llega su frecuencia turbo a los 4.1 GHz y el otro a los 3.8 GHz, pero por lo demás es la misma Radeon RX Vega M GL de 20 unidades de cómputo y potencia en torno a una GTX 1050. Se puede acompañar con hasta 16 GB de DDR4, y hasta 512 GB de SSD de tipo PCIe, si bien tiene dos ranuras M.2 por lo que se puede comprar con dos de 256 GB en RAID 0.

El tamaño del equipo es de 358 × 247.5 × 16.9 mm y pesa 1.5 kg, e incluye una pantalla de 15.6 pulgadas con pocos marcos de tipo IPS, que puede tener una resolución FHD o 4K UHD. Tiene dos puertos USB 3.0, un USB 2.0, un USB 3.0 tipo C, un HDMI y un lector de tarjetas SD, con wifi 2×2 802.11 ac.

Acer no ha indicado precio o disponibilidad para el equipo.