Samsung ha llegado a la Gamescom 2018 con un par de nuevos monitores para juegos dentro de la nueva gama CJG5. Son los C27JG5 y C32JG5, que comparten características del panel pero cambian su tamaño siendo de 27 y 32 pulgadas respectivamente. Es un panel de tipo VA curvo 1800 R, con una resolución QHD (2560 × 1440 píxeles) y un refresco de 144 Hz, así como un tiempo de respuesta de 4 ms.

Cuentan con un contraste estático 3000:1 y un brillo de 300 nits, que es bastante típico para este tipo de paneles con sus habituales 178º/178º de ángulos de visión. Samsung incide en el diseño «sin marcos» de las pantallas, aunque en las fotos se ve claramente que el panel tiene un grueso margen negro de seguridad entre el área visible del panel y el marco, por lo que no da la sensación de ser tan fino.

Como conectores incluyen dos HDMI (1.4 y 2.0), un DisplayPort 1.2 y una salida de audio de 3.5 mm. Los modos preestablecidos incluyen un modo de color para juegos y otro para multimedia, proporcionando una alta calidad de color. Samsung no ha indicado precios ni fecha de puesta a la venta.