Logitech G, la submarca jugona de Logitech, apunta a un sector bastante concreto de los jugones con el Pro inalámbrico, ya que se trata aparentemente de un ratón bastante básico. Pero según la compañía, cuenta con un diseño altamente ergonómico, para diestros y zurdos, y es ultraligero, con tan solo 80 gramos de peso. Tiene dos botones adicionales a cada lado, y todos son reprogramables.

El sensor incluido en el Pro Inalámbrico es un HERO que tiene una sensibilidad de 16 000 PPP, con una aceleración de 40 G y una velocidad de 400 PPS, si bien la ventaja es que consume diez veces menos que sensores similares como el PMW3366, lo cual lo hace ideal para un ratón inalámbrico. En este caso, Logitech lo ha aprovechado para que la batería del ratón sea menor, y por tanto más ligero.

La conectividad inalámbrica se basa en el sistema Lightspeed de Logitech, que necesita un adaptador que funciona en la banda de los 2.4 GHz y se guarda dentro del ratón. También dispone de iluminación RGB en el logo del reposapalma, aunque si se opta por desactivarlo se pasa de 48 horas de autonomía a las 60 horas. Tiene una memoria interna para guardar hasta cinco perfiles de configuración. Para los que lo quieran usar con cable, incluye uno de 1.8 m.

Su precio es de 149.99 dólares y se pone a la venta a finales de agosto.