De momento solo hay un par de móviles en el mercado que se puedan calificar como para juegos por derecho propio. Uno es el teléfono de Razer con su pantalla de 120 Hz, y el otro es el ROG Phone de ASUS, y por derecho propio. El teléfono de ASUS puede convertirse en una auténtica máquina de jugar en cualquier parte, aunque aparentemente llegará por un precio de 1000 euros. En el lado bajo se sitúan muchos otros modelos aprovechando la moda del gaming, que es sinónimo de comprador que debe ser bobo y se deja llevar por el inglés. Aunque hay muchos de estos.

Doogee es la última empresa en intentar aprovechar el tirón de los juegos en teléfonos, fomentado por las versiones de iOS y Android de Fortnite y PlayerUnknown's Battlegrounds, con el S70. La compañía asegura que es un teléfono inteligente para jugar, y le da unas características de gama media-alta con algunas mejoras pensadas para los jugones y que le puedan sacar más partido a su teléfono jugando.

Posee un procesador Helio P23 de Mediatek, compuesto por cuatro núcleos Cortex-A53 a 2.5 GHz en vez de a los 2.3 GHz habituales, y un segundo clúster de otros cuatro Cortex-A53, si bien no indica la velocidad de estos. Para mejorar el rendimiento térmico del dispositivo ha incluido una mejor disipación en torno al procesador, que reduce, según Dooggee, hasta 7 ºC su temperatura. Tiene una unidad gráfica integrada Mali-G71MP2 funcionando a 770 MHz. Tiene 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD de hasta 128 GB. La pantalla tiene un resolución de 1080 × 2160 píxeles, siendo de 5.99 pulgadas.

El dispositivo es un ultrarresistente, que aguantará bien las caídas y entornos duros, ya que posee certificado IP68 frente a agua y polvo, protección IP69K que aguanta la limpieza con chorro de alta presión, y certificado MIL-STD-810G del Ejército de los EUA. Cuenta con una batería de 5500 mAh, que lleva el peso del teléfono a los 278.3 gramos, pero le dota de hasta 11 horas de autonomía jugando a Fortnite o PUBG. Para la recarga han incluido un sistema de 24 W, con el cargador de 12 V y 2 A incluido con el teléfono.

captura_de_pantalla_2018-08-21_a_las_22.56.28.png

Tiene wifi 802.11ac, Bluetooth 4.2, NFC, y lector de huellas dactilares. También tiene una cámara dual trasera con sensores de 12 Mpx y 5 Mpx, y el sensor de imagen es un IMX363 de Sony. Al menos Doogee promete buenas fotografías, y no deben ser malas. La cámara frontal es de 16 Mpx con apertura f/2.0 y gran angular de 80º.

Como periférico, se venderá un mando-adaptador específico que añade una cruceta y joystick a la izquierda de la pantalla, que se conecta por Bluetooth y del que dicen que tiene calidad profesional.

Vía: Android Police.