El fabricante chino Chuwi se ha abierto paso poco a poco en el sector de los portátiles y PC en general, apostando inicialmente por proporcionar equipos decentes a precios bajos, pero ahora también contando con un poco más de estilo. El LapBook SE es el último en llegar, del que destaca el aspecto minimalista, con apenas 7 mm de marcos laterales de pantalla, y también un teclado ajustado al ancho del portátil.

Tiene un tamaño de 317 mm × 215 mm × 15.9 mm y pesa 1.44 kg, con una pantalla IPS de las básicas de 13.3 pulgadas con resolución de 1920 × 1080 píxeles. Tiene un procesador de generación Gemini Lake de Intel, un Celeron N4100 que es de cuatro núcleos físicos sin multihilo, funcionando a frecuencias de 1.1 GHz de base y 2.4 GHz de turbo. Es un procesador de apenas 6 W de TDP, configurable hacia abajo a 4.8 W, por lo que dista bastante de ser de los más potentes. Aun así, tiene una UHD Graphics 600 como unidad gráfica, que puede mover vídeo a 4K y 60 Hz, pero en 3D no destacará nada de nada.

Tiene 4 GB de RAM de tipo LPDDR4 a 2400 MHz, con 32 GB de almacenamiento eMMC y 128 GB de SSD de tipo M.2. En cuanto a los conectores, tiene dos USB 3.0, un HDMI, un combo de audio de 3.5 mm, el del cargador, y un lector de tarjetas SD. También tiene cámara web en la parte superior de la pantalla, y una batería de 33.7 Wh para una autonomía máxima de unas 8 horas. El teclado está retroiluminado.

El precio del equipo es de apenas de 300 dólares, que es realmente ajustado para lo que lleva el equipo.

Vía: AnandTech.