Xtreme Performance Gear (XPG) cuenta con una variedad de periféricos muy interesantes por prestaciones y precio, y uno de sus últimos teclados, el Infarex K20, lo es especialmente. Es un teclado mecánico que recurre a un sistema de iluminación RGB algo más básico y a unos interruptores Kailh para abaratar costes. Su precio es de 60 euros, por lo que no resultará especialmente caro si las características del mismo son lo suficientemente buenas.

Desembalado y caraterísticas

0_img_3043.jpg

En la caja del Infarex K20 se incluye el teclado en sí, protegido por una bolsa blanca, y un manual con información del teclado en varios idiomas. No es que se necesite mucho más para un teclado mecánico básico. El está hecho en plástico de color negro, con una base sólida sobre la que descansan las teclas. La parte inferior dispone de varias almohadillas antideslizantes, y unas patas desplegables que fijan bastante bien el teclado en la mesa, y lo alzan para aquellos que así lo prefieran.

Infarex K20 de ADATA XPG
ConexiónUSB 2.0
InterruptoresKailh azules
SeguidillaPulsación multitecla completa
ExtrasIluminación de seis colores con once modos de efectos
Cable1.8 m forrado de tela trenzada
Precio59 euros

En la parte inferior también se puede ver un surco para pasar el cable y que salga directamente por el centro, lateral izquierdo o lateral derecho, si bien no se queda siempre bien sujeto el cable. Este tiene una longitud de 1.8 metros y está forrado de tela trenzada, acabando en un conector USB 2.0. Tiene buena calidad y no será un problema, además de que incluye un velcro para enrollar el cable y dejarlo a la longitud que se prefiera.

237249 bytes 279735 bytes 170269 bytes 251671 bytes 309370 bytes 271551 bytes 312011 bytes 247629 bytes 217118 bytes 200061 bytes 270944 bytes 243370 bytes 234887 bytes 306512 bytes 206363 bytes 298703 bytes 332694 bytes 234494 bytes 171086 bytes

En cuanto a las teclas, son mecánicas creadas por Kailh, y específicamente la variante azul, que es la única con la que se oferta el teclado. Son de tipo táctil —se nota el punto de actuación— con clic sonoro, si bien el sonido no es especialmente alto y no resulta molesto. Tienen una fuerza de actuación de 60 gf, y generalmente están más orientados a juegos que no sean de acción rápida y a escribir más que a los juegos de estrategia en tiempo real o similar.

El teclado tiene una buena altura. Aunque no incluye reposamuñecas, es muy cómodo de teclear textos largos, aunque dependerá del tamaño de la mano de cada uno. Se incluye una tecla Fn en la parte derecha, con una tecla de Windows en la izquierda con una serigrafía especial. Me gusta el detalle del logo de XPG en la barra espaciadora por el tema de la iluminación, que queda bastante bien.

La tecla Fn se puede combinar con las teclas de función para controlar la reproducción multimedia o el volumen. Las teclas en sí son de mucha calidad. Para mejorar el uso en juegos, dispone de pulsación multitecla completa n-key rollover, que viene a significar eso mismo, que reconoce la pulsación de todas las teclas que pulsen simultáneamente, independientemente del número que se pulse. Se activa pulsando Fn+F9, que en caso de no estar activado tendrá seguidilla de seis teclas.

201805 bytes 171907 bytes 238147 bytes 120789 bytes

La iluminación RGB incluida en el teclado no es por tecla, sino que cada fila de teclas dispone de un color diferente. El teclado incluye tres teclas distintas en la parte superior derecha para, en combinación con la tecla Fn, cambiar entre los modos de efecto de iluminación entre once distintos, y ajustar el brillo de la iluminación. La iluminación se ve genial, con mucho brillo para entornos con mayor iluminación, y dan buena sensación al teclado. Sin embargo, la iluminación por fila no me termina de convencer personalmente. A continuación tenéis un vídeo en el que se muestra varios de los modos de iluminación en funcionamiento.

Conclusión

0_img_3065.jpg

ADATA cuenta, a través de XPG, con un variado catálogo de periféricos que me parecen más que destacables. El Infarex K20 tiene una gran calidad de fabricación, con buen espaciado entre las teclas, y un tamaño que es ni más ni menos que el justo y necesario para no ocupar más de la cuenta en el escritorio.

La inclusión de la pulsación multitecla será muy útil a los que usen el teclado para escribir, y también a los que en juegos hagan combos de cuatro o cinco teclas o sean muy rápidos pulsándolas para llevar a cabo sus acciones. Es un buen añadido en un teclado de 60 euros, que es un precio más que interesante para él. Los interruptores Kailh incluidos son bastante buenos y, si se quiere un teclado mecánico barato, son ideales.

Tienen buena respuesta, con una mayor fuerza de actuación mayor que los rojos o marrones (50 gf), pero ligeramente inferior a los 60 cN de los MX azules —bastante más diría, porque no me da la sensación de llegar, quizás más a 55 gf—. Este tipo de interruptores están más orientados a escribir ya que no se producen pulsaciones por error, si bien hay que acostumbrarse a ellos. Puede que si se tienen malos hábitos de pulsación resulten duros o incómodos, pero no debería porque, como digo, de 50 gf a 60 gf no hay tanta diferencia de uso. En juegos tienen una buena respuesta para la mayoría de los géneros, y el sonido que hacen no llega a ser ruidoso, si bien no es recomendable para una oficina.

En general, aporta el Infarex K20 aporta un gran conjunto de características por los 60 euros que tiene de precio de venta al público recomendado.

Puntuación

7.9

sobre 10

Lo mejor

  • Buena calidad de fabricación.
  • Completo en cuanto a características.

Lo peor

  • Iluminación RGB muy básica.
  • Solo disponible con los Kailh azules.