Unos días después de conocer la multa que ha impuesto la Comisión Europea a Google por abuso de posición dominante en Android, la comisaria de Competencia ha impuesto una nueva multa. Esta vez a Philips, Denon & Marantz, Philips y Pioneer por fijar precios en las ventas de sus productos en las webs de minoristas. Esto quiere decir que las empresas indicaban a los minoristas los precios mínimos a los que tenían que vender los productos de estas compañías, lo cual va en contra de las leyes de competencia de la Unión Europea.

Por tanto, la Comisión Europea considera que la fijación de precios de los productos de estas compañía ha repercutido en precios más altos para el consumidor, y por tanto se han granjeado una multa de 111 millones de euros en total. La multa ha sido reducida debido a que las empresas han colaborado con la investigación de la Comisión Europea.

La mayor parte de la multa ha sido para ASUS, que tendrá que pagar 63 552 000 euros; Denon & Marantz pagará 7 719 000 euros; Philips aportará 29 828 000 euros; y finalmente Pioneer pagará 10 173 000 euros. La reducción por colaboración va entre el 40 y 50 %.

ASUS monitorizaba el precio de portátiles y monitores de los minoristas, obligándoles a no bajar de un cierto precio bajo la amenaza de no seguir vendiéndoles sus productos. Denon & Marantz lo hacía con los productos de audio y vídeo. Philips lo hacía con productos de hogar y electrodoméstico, como máquinas de café, sistemas de cien en casa o aspiradoras. Pioneer lo hacía con sus productos de cine en casa, altavoces y alta fidelidad, con el agravante de que además prohibía que los productos del minorista de un país se vendieran a clientes de otros países de la Unión Europea.

Vía: EnGadget.