Toshiba ha presentado una serie de SSD que llega en el atípico formato M.2 2242, gracias a usar chips de memoria NAND 3D de tipo TLC de 64 capas, aunque eso también limita la capacidad máxima de la serie. Hay modelos de 120 GB, 240 GB y 480 GB, y todos usan una interfaz PCIe 3.1 ×2, utilizando un protocolo de comunicación NVMe 1.2.1. El pequeño tamaño se debe a que Toshiba incluye en un único empaquetado todo lo necesario para que funcione la SSD, lo que incluye la memoria NAND en sí más el controlador.

La durabilidad en este caso es de 60 TB, 120 TB y 240 TB, por lo que está en la línea de otras SSD que usan este tipo de memoria. La lectura/escritura secuencial alcanza los 1600/1100 MB/s y la lectura/escritura aleatoria de archivos de tamaño 4 KB alcanza los 150 000/110 000 IOPS (operaciones de entrada-salida por segundo). Son valores que están bastante bien, y en el límite de lo que se está consiguiendo ahora mismo por cada pista PCIe utilizada. Su consumo máximo se sitúa en torno a los 3.2 W en escritura, y los 0.005 mW en reposo.

Este formato está orientado a portátiles y mini-PC, aunque es compatible con casi cualquier equipo que tenga una ranura M.2 2280 o 22110 ya que suelen dar la posibilidad de usar los tamaños inferiores. En algunos casos, ciertas placas base tienen ranuras específicas M.2 2242 para usarlas alternativamente con tarjeta combo wifi+Bluetooth. El precio del modelo de 120 GB es de 49 euros, el de 240 GB es de 69 euros y el de 480 GB es de 129 euros.

Serie RC100 de Toshiba
Característica RC100, 120 GB RC100, 240 GB RC100, 480 GB
Lectura secuencial 1350 MB/s 1600 MB/s 1600 MB/s
Escritura secuencial 700 MB/s 1050 MB/s 1100 MB/s
Lectura aleatoria 4K 80000 IOPS 130000 IOPS 150000 IOPS
Escritura aleatoria 4K 95000 IOPS 110000 IOPS 110000 IOPS
Durabilidad 60 TB 120 TB 240 TB
Precio 49 € 69 € 129 €