MediaTek ha perdido en el último par de años mucho terreno frente a Qualcomm, aunque las malas lenguas dirán que por las prácticas anticompetitivas de la estadounidense. Pero el desarrollo de nuevos chips no cesa, y fruto de las últimas tecnologías presentadas por la compañía surge el Helio P22. «Obviamente», esas tecnologías tienen que ver con la inteligencia artificial (IA), que no puede faltar en la presentación de cualquier cosa relacionada con teléfonos móviles.

MediaTek anunció NeuroPilot durante el Mobile World Congress, que aprovecha una unidad de procesamiento de inteligencia artificial en el procesador (UPIA, o APU en inglés) para ejecutar ciertos entornos de desarrollo de inteligencia artificial como Caffe2 o TensorFlow Lite. Eso permite mejorar, supuestamente, los efectos de desenfoque y retocar imágenes, aunque queda en manos de los desarrolladores el idear la forma de aprovecharse de NeuroPilot.

El procesador en sí se compone de una unidad central de procesamiento (CPU) de ocho núcleos Cortex-A53 a 2 GHz, más una unidad gráfica (GPU) de Imagination Technologies. Se trata de una PowerVR GE8320, presentada en enero de 2017, por lo que ha llovido bastante hasta poder verla en un sistema en chip (SoC) como el Helio P22. Dispone de un único clúster unificado de sombreadores funcionando a 650 MHz, y puede mover pantallas con resolución máxima de 1600 × 720 píxeles. Es, al fin y al cabo, un procesador orientado a dispositivos de gama media, aunque es compatible con Vulkan 1.0 y OpenGL ES 3.2.

Se le puede acompañar con memoria LPDDR3 a 933 MHz o LPDDR4x a 1600 MHz, hasta 4 GB y 6 GB respectivamente. Utiliza almacenamiento de tipo eMMC 5.1. Puede mover hasta un sensor de cámara de 21 megapíxeles, o uno dual de 13 Mpx y 8 Mpx, grabando vídeo a 1080p y 30 FPS con el códec HEVC. Para la cámara incluye diversas tecnologías de Mediatek implementadas, como estabilización electrónica de imagen, compensación de obturador ondulante (rolling shutter), y otros.

La conectividad incluye compatibilidad con LTE, tanto FDD como TDD —nombres de las dos técnicas de codificación usadas sobre LTE, la primera en Occidente y la segunda sobre todo China—, así como voz sobre LTE (VoLTE) y vídeo sobre LTE (ViLTE). Permite velocidades Cat. 7 de bajada (300 Mb/s) y Cat. 13 de subida (150 Mb/s), dispone de sistemas de posicionamiento GPS, Glonass, Beidou y Galileo, así como Bluetooth 5.0, radio FM y wifi 802.11 ac.

La compañía ha recurrido a TSMC para fabricarlo con un proceso litográfico de 12 nm, por lo que dispondrá de ciertas mejoras de consumo y tamaño respecto a otros procesadores de gama media de la compañía. El procesador está en producción y se presentarán los primeros teléfonos que lo usan durante este trimestre.

Vía: GSM Arena.