El teléfono Tiburón Negro —su nombre formal es 黑鲨, en chino, pero todo el mundo usará el inglés Black Shark para referirse a él— ha sido presentado por Xiaomi para el mercado chino. Es un teléfono con totalmente orientado a los jugones, aunque no cuenta con características demasiado diferenciadoras para este terreno. La parte trasera dispone de una zona amplia de agarre para que no se resbale y sea cómodo de usar durante largos periodos, y se le puede enganchar en uno de los laterales un periférico que incluye un joystick y botones adicionales para los juegos.

Cuenta con un diseño atípico, aunque no es demasiado grande con 161.62 mm × 75.4 mm × 9.25 mm, e incluye una pantalla de 5.99 pulgadas con resolución de 2160 × 1080 píxeles, de gran calidad de color ya que cubre un 97 % del espacio de color DCI-P3 y 550 nits de brillo máximo. No tiene pantalla de 120 Hz como el teléfono de Razer, aunque cuenta con altavoces estéreo y sonido mejorado.

Cuenta con un procesador Snapdragon 845 de ocho núcleos Kryo 385 con un clúster funcionando a 1.8 GHz y otro a 2.8 GHz, y una unidad gráfica Adreno 630 a 710 MHz. Se venderá en versiones de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento y de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1 en ambos casos. La batería es de 4000 mAh, compatible con carga rápida 3.0 de Qualcomm de 18 vatios, y se recarga a través de un conector USB tipo C.

captura_de_pantalla_2018-04-13_a_las_17.38.26.jpg

Xiaomi hace referencia a que dispone de refrigeración líquida, aunque en un teléfono, como el Lumia 950, suele ser en realidad unos meros caloductos como los que atraviesas cualquier disipador de CPU, que dista bastante de ser refrigeración líquida. En este caso es exactamente eso, ya que le han añadido un disipador con un único caloducto al Snapdragon 845, y a pesar de que tenga inscrito «Water Cooling System» en el caloducto, no lo convierte en refrigeración líquida. Un poco de seriedad en estas cosas, gente de publicidad, que los fabricantes de portátiles por la misma regla de tres podrían decir que todos sus portátiles usan refrigeración líquida.

La cámara trasera es de 12 Mpx con apertura ƒ/1.75 y tamaño de píxel de 1.25 μm, con una secundaria de 20 Mpx y misma apertura. La cámara delantera es de 20 Mpx con apertura ƒ/2.2 y un tamaño de píxel de 1.0 µm.

El precio del teléfono es de 3499 yuanes, o unos 450 euros al cambio directo sin impuestos ni tasas de importación, por el modelo de 6 GB de RAM. Estará disponible en color negro y en gris claro.

Vía: The Verge.